Servicios funerarios en Castañar de Ibor - Bohonal de Ibor - Carrascalejo -
Villar del Pedroso

Consejos

Somos una empresa funeraria donde actuamos en pro de su tranquilidad en momentos difíciles. Hacemos que el último adiós sea digno y llevadero, por eso, a continuación le ofrecemos varios consejos relacionados con los trámites y las gestiones que un acontecimiento como este conlleva.
Funeraria Tanatorio San Benito Abad sala de espera 1

Trámites


  • Certificado médico de defunción (ha de estar firmado por un médico. Este impreso lo facilita la empresa funeraria).
  • Certificado de defunción literal (se solicita en el Registro Civil del lugar donde se haya producido el deceso. La obtención de este certificado puede llevarla a cabo la funeraria con la que haya contratado el servicio).
  • Certificación en el Registro General de Actos de Última Voluntad: pasados 15 días hábiles desde el fallecimiento, puede solicitarse el registro del certificado que indique si el difunto otorgó o no testamento, en qué fecha y ante qué notario. Al impreso de la solicitud se debe adjuntar (certificación de defunción literal o fotocopia de la misma, o libro de familia donde aparezca inscrita la defunción).
  • Obtención de copia del testamento (se consigue a través del notario que otorgó el testamento o de su sustituto. Es necesario acreditar ser persona con derecho a obtenerla, presentando documentos identificativos (DNI) o enviando una carta con la firma legitimada por otro notario).

El testamento, ¿qué pasos debe seguir para hacerlo efectivo?


  • Testamento ológrafo: debe estar escrito a puño y letra del testador, firmado y fechado. Hay que instar un complejo procedimiento judicial para darle eficacia. Puede hacerse efectivo en los 5 años siguientes al fallecimiento, pero quien lo tenga en su poder dispone de 10 días desde que conozca el fallecimiento para presentarlo ante el juez.
  • Testamento abierto: es el que se otorga ante notario, siendo el más frecuente y ventajoso. Tiene eficacia directa sin necesidad de trámite judicial posterior. Hay que dirigirse al notario que se especifique en el Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad.
  • Testamento cerrado: el testador lo entrega dentro de una cubierta cerrada y sellada a un notario. El depositario debe presentarlo ante un juez de primera instancia.
  • Cuando no hay testamento: en este caso la ley determina quiénes van a ser sus herederos y cual va a ser el destino del patrimonio. Es necesario solicitar en el momento del fallecimiento del causante la Declaración Notarial de Herederos Abintestato. El catálogo de testamentos que se contiene corresponde a la clasificación propia del código civil, no obstante, hay que tener en cuenta otras especialidades propias de comunidades autónomas (o derechos forales) como Cataluña, Navarra, País Vasco, Baleares y Aragón.

En la despedida


Hay que tener en cuenta diferentes aspectos, como pueden ser:

  • Tanatorio: antiguamente se celebraban los velatorios en el propio domicilio. Los tanatorios actuales (municipales o privados) pueden gestionar también la documentación concerniente a la defunción.
  • Funeral: existen diferentes formas de anunciar un funeral poniendo una esquela en un periódico, a través de Internet o escribiendo una carta directamente.
  • Entierro: para la elección de las flores, ataúdes y coche fúnebre, lo mejor es confiar en las empresas de servicios funerarios, que suelen contar también con servicios de tanatopraxia (embalsamamiento) y estética.
Cremación: este método consistente en la incineración del cadáver y es cada vez más frecuente.

Organización del servicio y duelo


  • Elección entre la alternativa tradicional de inhumación o la cremación, los modernos tanatorios suelen contar con el servicio de hornos crematorios, así como dependencias específicamente diseñadas para los actos de despedida.
  • Velación y recepción de condolencias en tanatorio, para lo que se puede contar además de las salas de velación, con otros servicios complementarios que hacen más llevadero el momento, algunos tanatorios tienen en servicio salones privados complementarios para las familias, así como áreas para el descanso.
  • Elección del tipo de ceremonial: religioso o laico. Valorar la disponibilidad de salas de ceremonias de gran aforo para actos litúrgicos o laicos, que cuenten con servicios de protocolo y asistencia familiar.
  • En el caso de servicio de cremación algunos tanatorios disponen del servicio de columbario para el depósito de la urna que contiene las cenizas.
En el caso de entierro en cementerio, hay que definir la organización de comitiva fúnebre, si se requiere o no del servicio complementario de transporte para familiares en coche de duelo o transporte colectivo para los asistentes.

Comunicación


Alrededor del duelo se produce un proceso comunicativo imprescindible e inevitable. La defunción ha de ser notificada en primer lugar, de manera personal y privada a toda la familia, amigos personales, compañeros de trabajo, vecinos y conocidos en general del fallecido. Debe contemplarse de manera delicada, evitando sobresaltos en el momento de la noticia. La difusión pública del deceso, se realiza mediante la inserción de esquelas en la prensa habitual de la localidad del fallecido.

Otras gestiones


Las empresas de servicios funerarios se encargan del certificado médico y de su cumplimiento, así como de todos los trámites legales derivados de la defunción, algunas incluso ofrecen servicios de asesoramiento posteriores al servicio.

Recuerde

Así como en diferentes eventos a lo largo de nuestra vida, necesitamos contratar la ayuda de un profesional cualificado, de igual manera, en el momento del duelo, es muy importante estar acompañados por profesionales del sector, con amplia experiencia en los diferentes apartados que un instante tan especial precisa.

No dude en contratar nuestros servicios. Somos Funeraria Tanatorio San Benito Abad, sinónimo de calidad.

Llámenos ahora mismo al:
927 554 057 - 927 554 727
606 299 033 - 669 995 530